21 de mayo de 2024

Golpiza y robo en las afueras de un boliche en Carlos Paz

El periodista de 31 años hizo la denuncia. Una vez afuera de la disco, un grupo de personas lo abordó y le robó sus pertenencias. La víctima quedó internada en el hospital local.

Lo que debía ser una noche de recreación acabó en una pesadilla para Federico Piccioni Aimar, periodista, quien fue violentamente agredido en la madrugada del domingo en Villa Carlos Paz. Ocurrió en las afueras del boliche Zebra, poco antes de las 6.Según contó la víctima, uno de los guardias de seguridad lo retiró del local. “Estaba todo tranquilo, no hubo discusión previa. En un momento voy al baño y pierdo a mis amigos. Un guardia de seguridad me tomó del brazo y me sacó del lugar, sin darme explicaciones”, narró Piccioni Aimar.

Una vez fuera, decidió esperar a sus amigos hasta que ocurrió el incidente. “Un grupo de cinco o seis personas, entre los que había una mujer, comenzó a increparme. Aprovechando que yo estaba solo, me empujaron por la barranca que está fuera del boliche”, contó.

Federico Piccioni Aimar, el periodista de La Voz golpeado a las afueras de Zebra, en Villa Carlos Paz.
Federico Piccioni Aimar, el periodista de La Voz golpeado a las afueras de Zebra, en Villa Carlos Paz.

DENUNCIA QUE LO MOLIERON A GOLPES FUERA DE ZEBRA, EN VILLA CARLOS PAZ

“Rodé por el césped y caí al suelo. Sin mediar palabras, comenzaron a golpearme en el rostro y me robaron mis pertenencias: billetera, celular, reloj y cadena”, lamentó.

La víctima del ataque quedó inconsciente y sangrando, hasta que otro grupo de personas lo asistió. Una ambulancia trasladó a Piccioni Aimar hacia el Hospital Gumersindo Sayago, donde quedó internado con heridas leves. El periodista, quien agradeció la atención del personal, recibió varios puntos de sutura en la ceja izquierda.

“Todavía no entiendo por qué me sacaron del boliche y me dejaron solo en las afueras. Espero que las cámaras del local arrojen algo de luz a la situación”, comentó.

La víctima presentó una denuncia en la comisaría local y la causa quedó a cargo de la Fiscalía de Turno.