21 de mayo de 2024

Dolor en el fútbol: murió una exgloria de Boca, Talleres, Belgrano y Real Madrid

El histórico exjugador del fútbol argentino, Carlos ‘Chupete’ Guerini, quien defendió los colores de equipos como Belgrano, Talleres, Boca Juniors, así como los españoles Real Madrid y Málaga, falleció a los 74 años mientras se encontraba visitando a su familia en España.

Guerini, una destacada figura del deporte argentino en la década de los 70, también representó a la Selección Argentina y anotó el gol decisivo que aseguró la clasificación de la Albiceleste para el Mundial de 1974 en Alemania, aunque el equipo no logró avanzar más allá de la segunda fase.

Este delantero oriundo de Córdoba disfrutó de una destacada trayectoria en el mundo del fútbol. Inició su carrera en General Paz Juniors, que en la actualidad compite en la cuarta división del país, y posteriormente pasó por tres equipos de la misma provincia.

El punto culminante de su carrera fue su tiempo en Belgrano, donde disputó 48 partidos y anotó 23 goles en dos etapas diferentes: 1972 y 1984-1985. Guerini estableció un récord en el club al marcar más de 7 goles en las primeras 9 fechas de la Primera División en 1972, una marca que no se igualaría hasta el año 2023, cuando Lucas Passarini lo logró en la Copa de la Liga con 7 goles.

Antes de dar el salto a Europa, Guerini fichó por Boca Juniors en el verano de 1973, donde anotó 8 goles en 16 partidos durante el Campeonato Metropolitano en su breve estadía.

Su aventura en España comenzó en el Málaga, donde tuvo un desempeño modesto en su primera temporada, anotando 3 goles en 24 partidos. En su segundo año, tuvo un papel secundario, pero aún logró marcar 4 goles en 17 partidos, aunque no pudo evitar el descenso del equipo.

Posteriormente, el Real Madrid lo incorporó, donde disputó 85 partidos y marcó 11 goles en cuatro años. Durante su tiempo en la capital española, Guerini contribuyó a que el Real Madrid ganara tres títulos de liga.

Después de su experiencia en Europa, regresó a su querida Córdoba para unirse a Talleres en la temporada 1979-1980. Cinco años más tarde, volvió al club de su origen, Belgrano, donde finalmente se retiró del fútbol en 1985.

Equipos como Belgrano, Talleres, Boca y Málaga han expresado sus condolencias a la familia de Guerini y lamentan la pérdida del destacado jugador. El Xeneize en un comunicado que «tan solo seis meses bastaron para que Chupete quede grabado en la memoria de Boca».